Banner

SELECCIONAR UNA PARCELA.

 

SELECCIONAR LA PARCELA PARA MI CASA.

1- Información sobre la normativa urbanística de la zona. Esto nos puede evitar sorpresas desagradables en cuanto al número de plantas que se pueden construir, los metros cuadrados que se admiten, etc.

2- Orientación respecto al norte. Se recomienda de forma general las parcelas con orientación norte sur. Esto facilita un mejor asoleamiento.

Ver el gráfico de las disposiones más comunes de las parcelas en las urbanizaciones, así como su evaluación.

Es recomendable, si se quiere piscina, que esta se ubique en la parte sur de la parcela para que tenga más horas de sol.

 

3- Pendiente del terreno. Si se quiere sótano, con aparcamiento el hecho de que la parcela tenga pendiente permite disminuir la excavación necesaria, si no se quiere sótano lo más económico es una parcela plana.

4- Tipo de suelo. Para la cimentación de tu casa lo más económico es una parcela con un terreno resistente, tipo rocoso o suelos con estratos resistentes a poca profundidad. Se debe evitar zonas, en que aparezcan arcillas, limos o arenas. Es recomendable preguntar a los vecinos si existen precedentes de inundaciones, corrimientos de tierras etc. Si ya tienes una decisión avanzada, puedes solicitar información en el ayuntamiento de la localidad

5- Existen los muros de límite de la parcela.

El hecho de que existan límites marcados y construidos, supone un ahorro económico y en algunos casos, evitar litigios innecesarios.

6- Servicios a la parcela.

El que la parcela tenga ya las acometidas de agua, electricidad y alcantarillado, suponen ahorros económicos y de gestiones. En muchos casos nos reafirma la edificabilidad de la parcela según la normativa de la zona.